Caracolas Brioche con pepitas de chocolate, simplemente Mmmmmmmm!!!!

Bueno bueno lo que tenemos hoy, no sé si es mejor para desayuno, acompañar el café, merienda o qué se yo, el caso es que somos sólo dos en casa (bueno, ahora con el bebé pequeñin tres, pero como sólo tiene cuatro mesines no puede degustar aún nuestras chuches) y la bandeja ha quedado limpísima en nada de tiempo!!Así que este éxito de receta merece ser compartida con tod@s vosotr@s para que podáis disfrutarlos tanto como yo, como siempre en la mejor compañía!!

 

Si es que sólo pensar en este desayuno ya tenía ganas de levantarme!!!




 

Aunque requiere amasado y fermentación ha sido suficiente una tarde para tenerlos ya horneados y listos para hincarles el diente, esto también anima a hacerlos a que sí?! Pues ya no me enredo más que estoy como loca por daros los pasos para esta receta. Vamos a ello y vamos a hacerlo lo más resumido que pueda para que parezca aún más fácil!! 

 

Aún así voy a hacer una cosa que hasta ahora no había hecho y que estoy segura que nos va a venir muy bien: antes de poner el paso a paso de la receta voy a poner un resumen para que veáis que realmente es fácil y que lo podemos hacer sin ningún problema!!! Os lo pongo a continuación de los ingredientes y luego ya el paso a paso con los detalles que vea que os pueden ayudar. Qué os parece?

 

Vamos a necesitar estos INGREDIENTES: 

  • 150 gr de leche entera.

  • 20 gr de levadura fresca.

  • 350 gr de harina de fuerza.

  • 3 yemas de huevo tamaño M.

  • 80 gr de azúcar.

  • Una pizquita de sal.

  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente.

     

EN RESUMEN esta es nuestra receta:

Calentamos la leche en el micro, deshacemos en ella la levadura e incorporamos al bol con la harina, azúcar, sal y yemas. Amasamos y cuando esté todo bien integrado incorporamos la mantequilla en trocitos y amasamos de nuevo. Hacemos una bola y dejamos fermentar en un bol cubierto con film durante dos horas (debe doblar su volumen).

Tras la primera fermentación amasamos dos minutos más, estiramos la masa con el rodillo dando forma rectangular con un grosor de 1 a 2 cm., esparcimos las pepitas de chocolate, enrollamos y cortamos rodajas que iremos colocando sobre la bandeja del horno bien separadas unas de otras. Dejamos fermentar una hora más cubiertas con un paño de algodón. 

Precalentamos el horno a 180º y pincelamos con huevo las caracolas. Horneamos durante 15 a 20 minutos hasta que veamos que están doradas. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y listo!!! Ya podemos probar estos bollitos tan ricos. 

 

 

Mirad qué ricas y esponjosas!!!

Para seguir la receta con más detalle os dejo a continuación el paso a paso como siempre: 

 

Los PASO A PASO PARA LA MASA son muy sencillos, ya lo veréis a continuación: 

  1. Primero templamos la leche en el microondas durante unos pocos segundos (20 sg) y deshacemos en ella la levadura con ayuda de unas barillas.  En un bol ponemos la harina, azúcar , sal, yemas y la mezcla de leche y levadura, y mezclamos bien, a mano o con ayuda de la amasadora, yo he utilizado la amasadora porque ahora con el peque no tengo tanto tiempo como antes, pero si os gusta amasar y tenéis la oportunidad de hacerlo no lo dudéis, que desestresa muchísimo!! Una vez que tenemos todos los ingredientes bien mezclados añadimos la mantequilla en trocitos y amasamos unos pocos minutos más. 

  2. Después de este amasado obtenemos una masa brillante, muy fácil de manejar y que no se nos va a pegar a las manos, qué más se puede pedir?! Pues vamos a formar una bola y la dejamos reposar en un bol cubierto con film durante al menos 2 horas en un rinconcito de la cocina. Después de esta primera fermentación nuestra masa estará enorme!! Vamos a sacarla del bol y la amasamos durante unos dos minutos para eliminar los gases.

  3.  A continuación estiramos con un rodillo dándole forma rectangular, hasta que tenga un grosor de más o menos un centímetro o poquito más. Una vez que lo tengamos listo repartirmos sobre el rectángulo unas cuantas pepitas de chocolate, y lo vamos enrollando como si fuéramos a hacer un brazo de gitano.   

  4. Cuanto ya lo tengamos entero enrollado vamos cortando rodajas de unos dos centímetros de grosor y las vamos colocando sobre la bandeja del horno, bien separadas unas de otras porque volverán a crecer. Después de tenerlas bien colocaditas sobre la bandeja cubrimos con un paño de algodón y dejamos fermentar de nuevo, esta vez con algo menos de tiempo tendremos suficiente.  

  5. Ya vamos llegando a lo mejor!!! Nuestras caracolas ya formadas están listas para hornear: Precalentamos el horno a 180º y mientras tanto vamos pincelando con huevo cada caracola, así nos quedarán más brillantes y bonitas. Y una vez alcanzada la tempetura horneamos: el tiempo de horneado es de unos 15 a 20 minutos, iremos vigilando que no se nos doren desmasiado, y una vez que estén más o menos como los de las fotos ya las podéis sacar. Ufffff veréis qué bien huele la cocina.... Más vale que mis vecinos no sean golosos porque huele a bollitos y chocolate en todo el portal!!


Os ha gustado la receta de hoy?? Espero que os animéis a hacerla y me contéis qué os parece y qué tal os han quedado, y si tenéis alguna duda, ya sabéis, me escribís que estaré encantada de ayudaros!!! Un montón de besitos y hasta pronto!!!